La Posada de Montemolin en el siglo XX

La Posada de Montemolin en el siglo XX

febrero 2, 2020 0 Por Javier

Posiblemente el nombre del barrio de Montemolin de Zaragoza derive  de esta posada, pero  con toda seguridad es el origen de la hosteleria en nuestro barrrio. Esta antigua Fonda o Mesón, es anterior al siglo XX. Haciendo eco de la noticia aparecida en el periódico La Voz de Aragón, de Enero de 1935, en su sección Noticias y comentarios generales, y en el apartado , sectores importantes de la ciudad- El barrio de Miguel Servet- desglosa una serie de empresas y comercios de este sector, entre ellos la citada Posada. El periodista la define de este modo ” LaAntigua Posada de Montemolin.  En un barrio tan importante como Miguel Servet no podía faltar una posada, que a la par de típica, fuera una de las que mas destacan entre las posadas aragonesas. Esta a la cual nos referimos es  la ” Antigua Posada de Montemolin”, situada en Miguel Servet número  21. El edificio en el que está instalada, así como sus dependencias, llenas del tipismo clásico aragonés, hace que a diario se vea concurrida, uniendo a esta circunstancia los excelentemente condimentados  y clásicos platos aragoneses”. El artículo reconoce y hace buena referencia  de uno de los comercios hosteleros mas antiguo de nuestro barrio.Pasa el tiempo, y a finales de la década de los cuarenta, en plena posguerra,  un artículo de don José Blasco Ijazo, insigne cronista oficial de Zaragoza, en el  periódico El Noticiero, y en su sección ¡Aqui … Zaragoza, hace mención a esta posada ya en su declive, junto con otras de la ciudad… ” Resistiendo firme los grandes embates del tiempo quedan enZaragoza la Posada de las Almas, muy remozada y compuesta, en la calle de San Pablo; la de San Juan en la de Pignatelli; la de la Salina en el paseo de Echegaray y Caballero ; la de San Benito en la calle de Predicadores; la de San Jerónimo , en la del Arpa; la de los Reyes en la calle de Jesús  y la de  Montemolin en la calle de Miguel Servet. Total siete.” Recuerdo esta Posada en los años 60, ya no como hostería, (que desconozco si lo era por aquellos tiempos,)  sino como punto de partida de los coches de línea, que se dirigían a varios pueblos del Bajo Aragón.

2020/FJMurillo– Dibujo de Ambrosio Ruste