“LA GRANJA MODELO”

febrero 19, 2021 0 Por Javier
Imagen: AMZ

La Granja experimental y agrícola, de Montemolin

Como todos los años en las fiestas del barrio de Utrillas- Montemolin, en la década de los cuarenta y cincuenta, era habitual confeccionar un pequeño programa de fiestas , y en su interior, a parte de la publicidad de las diversas empresas y negocios del barrio, un saludo de la Comisión y el horario de los diferentes festejos, también se incluía un pequeño artículo firmado por los directores o responsables las mas importantes compañías que estaban instaladas / ubicadas en nuestro barrio .

En uno de estos programas de festejos de la década de los cuarenta, del siglo pasado, el Director de La Granja Experimental y Agrícola, D Arsenio Rueda, tuvo la amabilidad de incluir un pequeño texto haciéndose eco de los beneficios que este centro aportaba la agricultura local, aragonesa y nacional, y como no, para nuestro barrio de Utrillas-Montemolin.

Pero hagamos un poco de historia…

La Granja Agrícola de Zaragoza se crea por Real Decreto de 23 de Noviembre de 1881 a propuesta del Gobierno de la Nación. Las Diputaciones Provinciales fueron las encargadas de gestionar estas instituciones.

Zaragoza fue una de las tres provincias que fueron seleccionadas y en ella tomó un gran interés el arquitecto municipal d. Félix Navarro, que fue el encargado de su construcción,y para estos fines realizó varios viajes al extranjero tomando buena nota de las que ya funcionaban en los diversos países de nuestro entorno.

Para su construcción se acondicionó una finca de unas 20 hectáreas en la zona de Zaragoza denominada del Bajo Aragón, en la llamada “torre de la Infanta”*. El primer Director del Centro fue el Ingeniero don Julio Otero y López Páez.

La Granja Agrícola fue una importante institución, que facilitó a todos los agricultores la posibilidad de obtener unos frutos de mayor calidad y rentabilidad, de estos trabajos y estudios nació el cultivo de la remolacha para la extracción de azúcar , al abrigo de estos cultivos y para su transformación se creo la Industrial Azucarera, (mas de doce industrias de este tipo se albergaban en nuestra región, en los mejores momentos ), dando gran prestigio y trabajo a un importante sector de la Zaragoza de principios de siglo XX, a día de hoy estos cultivos están casi desaparecidos en nuestra comunidad. Otra de las grandes compañías creadas gracias al buen trabajo de la Granja Agrícola, fue La Industrial Química de Zaragoza. La Granja Experimental Agrícola tuvo un importante papel en la divulgación e implantación de los estudios de Peritaje Agrícola, se creó una Escuela Regional de Agricultura y un buen plan de estudios, entre los éxitos se encuentran la implantación de la remolacha azucarera a nivel nacional , de abonos especiales , y la expansión de la alfalfa, esta ultima a día de hoy, de gran interés para nuestros pequeños agricultores de alrededor de la ciudad de Zaragoza, también el algodón, el champiñón blanco, la mejora de semillas y como no la introducción de una gran variedad de trigos. En cuanto a la mecánica aplicada a la agricultura se introdujeron varios tipos de arados y máquinas recolectoras de diferentes sistemas. Añadiendo a todo esto la alimentación de la ganadería , cría de sementales de varias razas y otras experiencias.

Por consiguiente La Granja Experimental y Agrícola, fue una importante institución en el barrio de Montemolín, enriqueciendo la agricultura de la ciudad, de la provincia y del resto de Aragón.

FJ Murillo 2021

Texto incluido en el programa de fiestas:

La Granja Agrícola y el Barrio de Utrillas.

Cuando esté barrio formaba parte todavía de la gran huerta zaragozana y estaba salpicado de esas clásicas “torres” que circundaban y animaban la ciudad, surgió en el año 1881 la Granja Modelo precisamente en la “torre Pignatelli “ *una de las demás rancio abolengo de la población.

Cabe a nuestra Diputación Provincial, la gloria de haber sido la que acogiéndose a unos beneficios que concedía el Estado para la instalación de esta clase de establecimientos fuese la única que los utilizo fundando el primer centro agrícola de este género.

Sus beneficios a la agricultura aragonesa y a la economía española han sido innumerables.

Con sus enseñanzas un primer núcleo de agricultores ilustrados fueron el fermento para captar todos los adelantos en aquella generación. Estableció nuevos procedimientos de cultivos e incluso introdujo varios nuevos entre ellos el muy importante de la remolacha, que salio de esta Granja de Zaragoza para dar origen a esa enorme industria azucarera que ha enriquecido la región. Introdujo entre los agricultores los abonos minerales venciendo la resistencia campesina que los califico de “polvos mágicos”. Vulgarizó el uso de la maquinaria agrícola, el comercio de los abonos y de los productos agrícolas que se vendían bajo la garantía de los análisis que se verificaban en este centro, evitando así el fraude a los agricultores. Formó en su Escuela de Péritos Agrícolas varias promociones de técnicos. Ha hecho una continua campaña de enseñanza y divulgación de toda clase, cátedra ambulante películas, hojas divulgadoras, conferencias de radio y un etc imposible en estas breves líneas ni aún enumerar su ingente labor.

Hoy día el barrio de Utrillas se ha convertido en uno de los núcleos urbanos más importantes, la Granja Agrícola va ocupando el centro de una serie de edificaciones cuyas calles y avenidas rozan los límites de nuestras parcelas, nos van rodeando grandes instalaciones industriales y un gran centro de enseñanza, la nueva Escuela de Veterinaria. La granja agrícola como si quisiera acompasar su ritmo a esta invasión de modernidad cambia también sus orientaciones y abandonando aquella misión tutelar o paternal de años pasados que parece se hace innecesaria y que en parte centraliza o se especializa en otros organismos, alcanza la categoría de un Centro de alta Investigación, y desde el año 1940 queda incorporada al Instituto Nacional de Investigaciones Agronómicas, pertenecientes al Centro de la Cuenca Central del Ebro, con la nueva denominación de Estación de Cultivos los Grandes Regadíos de Zaragoza.

Pero la “Granja Agrícola de Zaragoza”, que cómo se denominó sigue conservando está gloriosísima, denominación sigue siendo también la misma de siempre, la que enraíza en este popular barrio de Utrillas, cobija a un núcleo de técnicos de la agricultura que, como ayer con sus andanzas la divulgación de sus experiencias y adelantos, hoy en el laboratorio, en la mesa de estudios, y sobre los microscopios, arranca a la tierra sus secretos para el continuo progresar de la agricultura y mejora de la vida campesina.

Arsenio Rueda y Marín

Ingeniero agrónomo, Director de la Granja, (1945)

* (Desconozco si la torre Pignatelli y la torre de La Infanta que se citan, eran la misma.)